Translate

jueves, 16 de mayo de 2013

FILOSOFÍA DE VIDA

Nos empeñamos en creer que, lo que condiciona nuestras vidas, lo que determina si somos felices o no, si nos sentimos plenos o incompletos, solos o acompañados...es lo que poseemos, lo que aparentamos y de cuanta gente nos rodeamos. Cuando, lo realmente determinante, es nuestra filosofía de vida.
Muchas veces (y que alguien me diga si no lo ha hecho en alguna ocasión...), posponemos o delegamos nuestra felicidad para otro momento
o en otras personas. Por ejemplo: seré más feliz cuando acabe la carrera, cuando tenga un buen trabajo, cuando esté rodeada de much@s amig@s, cuando tenga pareja, cuando tenga hijos, cuando crezcan mis hijos y tenga más tiempo libre, cuando tenga nietos, cuando, cuando, cuando,... y así se pasa la vida esperando a que llegue y, cuando llega, pasar a otra cosa para seguir esperando. DESOLADOR!!

Hay una frase de uno de esos mails PowerPoint con musiquita de violines que se me quedó grabada y procuro recordar: LA FELICIDAD NO ES UNA META, ES UN CAMINO. A ver si nos entra en la cabeza! Y es un camino que tenemos que hacer cada una de nosotras (personas), sin necesitar nada ni a nadie, sólo nuestras ganas de vivir y nuestra responsabilidad. Porque si hay algo que creo firmemente, es que la felicidad pasa por ser responsable de nuestra vida, de tener las riendas en cada momento y decidir por dónde ir. De tener claro que, si las cosas salen bien, es porque te has esforzado y le has puesto ganas e ilusión y, si no salen como esperabas, tener la certeza y la tranquilidad de que lo intentaste con todas las ganas. Hay un libro de una amiga, Irene Villa, en el que se ve muy claro de lo que estoy hablando: la vida te da unas circunstancias, que pueden ser muy negativas, pero siempre tenemos, al menos, 2 opciones: quedarnos de brazos cruzados lamentándonos y esperando que alguien venga a tirar de nosotras o, siendo responsables de nuestra vida, decidir actuar, luchar y tirar con lo que venga. Nada es más valioso que la vida, merece la pena intentarlo. El libro se llama Saber que se puede. PUES CLARO QUE SE PUEDE!!!!!
Relativizar, desdramatizar, mirar más allá de nuestro ombligo, minimizar lo negativo, MAXIMIZAR LO POSITIVO, acabar el día habiendo hecho algo "productivo" (lo que sea que te haga sentir bien),... me parecen componentes fundamentales en una buena filosofía de vida dirigida a estar a gusto y ser feliz.
El resto depende de tí... ÁNIMO!!