Translate

viernes, 26 de julio de 2013

APOYANDO A GALICIA... NO JUZGANDO

Estando de vacaciones en Galicia, precisamente, ha tenido lugar el accidentes ferroviario más grave de los últimos 40 años en España. El fatal accidente, tuvo lugar cerca de Santiago de Compostela, horas antes de "su día".

Y siento la necesidad de plasmar estas palabras.
Lo más importante de todo, expresar mi conmoción ante semejante tragedia. Mostrar mi más profundo cariño a l@s herid@s y a l@s familiares y amig@s de l@s fallecid@s en el accidente. Siento un gran dolor por las vidas que se han ido, por las que siguen luchando por salir adelante y por las que han quedado marcadas por el dolor para siempre. A todas esas personas, mi apoyo y cariño más sentido y profundo.
Quiero destacar, una vez más, la bondad y solidaridad de la que han hecho gala los ciudadanos españoles, en concreto los gallegos, en un situación de extrema gravedad como la acaecida hace 2 días. Me emociona ver como la gente ayuda y da lo mejor de sí con las personas que más lo necesitan, tengan poco o nada, estén en una situación más o menos desfavorecida,... Si lo único que tienen para dar es sangre y se necesita sangre, la dan, si son médic@s, enfermer@s y psicólog@s sin trabajo pero pueden poner sus conocimientos y experiencias a disposición de las personas que más lo necesitan, ahí están de manera desinteresada e incansables. Me siento tan orgullosa de toda esa gente... Pero con todo este dolor y consternación, suelen aparecer en mí sentimientos de enfado e indignación por "noticias" y comentarios que van saliendo a la luz pública. En este caso, "noticias" y comentarios sobre el conductor del tren. A MÍ me parece vergonzoso centrar la atención en si puso en Facebook o dejó de poner que le gustaba la velocidad, A MÍ me da exactamente igual si hace un año fanfarroneó o no de haber burlado a la Guardia Civil... ¿Acaso es esa la noticia? ¿A alguien le parece poca noticia el terrorífico suceso? Al parecer, tod@s somos un@s ciudadan@ ejemplares que respetamos las normas y nunca cometemos imprudencias... ¡¡¡OJO!!! Creo que cometer imprudencias cuando tienes en tus manos las vidas de tanta gente es intolerable y sancionable SIEMPRE. Si realmente este accidente se produjo por imprudencia y temeridad, QUE TODAVÍA HAY QUE INVESTIGARLO Y DEMOSTRARLO, se castigará a el/los responsable/s con la ley en la mano y podremos, entonces sí, hablar de esas causas. Aunque, YO CREO, que semejante catástrofe no puede ser causada por una sola persona. Pero lo que A MÍ me parece inaceptable, es que ya se criminalice y se trate poco menos que de terrorista al conductor del tren siniestrado por lo que puso o dijo en Facebook o donde fuese... me da igual. Los accidentes los provocan las personas. Y se consideran accidentes y no asesinatos porque no existe intención y premeditación para hacer el mal. Y no creo que nadie dude de las intenciones del conductor. Por desgracia, un accidente nos puede pasar a cualquiera. ¿O acaso nadie ha cometido la imprudencia de ir a más velocidad con el coche de la que debiera pudiendo provocar un fatídico accidente con víctimas mortales? ¿O no ha conducido habiendo tomado 2 vinos, cansad@, con sueño...? IMPRUDENCIAS todas ellas inaceptables que pudieron acabar muy mal... Pero que, afortunadamente, en la mayoría de los casos no fue así...
A lo que voy: de momento y como se suele decir (no me gusta hacer uso de dichos religiosos, pero haré una excepción), "en el pecado lleva la penitencia". No me gustaría estar en el lugar de ese hombr, el conductor del convoy. Y si se demuestra que cometió un delito, la justicia dictará sentencia. Pero no nosotr@s...que hay mucho juez y mucha jueza por ahí suelt@s que juzgan y condenan y son muy dañinos y perjudiciales en un estado de derecho. Por no hablar de l@s morbos@s que se preocupan más de detalles o invenciones macabras que de lo realmente importante... PARA MÍ, LAS VÍCTIMAS.

Espero por el bien de tod@s, y especialmente por el de las víctimas, que no suceda como con el accidente del metro de Valencia y se esclarezcan las causas y las responsabilidades de este terrible suceso. Sólo entonces, las víctimas podrán comenzar el duelo. 

BICOS PRA MIÑA TERRA GALEGA.